Los más viciosos y perversos seguro que se han imaginado follando con familiares, una fantasía sexual bastante recurrente que está muy presente en los portales porno. Una de las particularidades de este género del porno son las múltiples posibilidades que nos ofrece el incesto, desde follar con primos hasta montárselo con su abuela. Todo vale con el único objetivo de pasar un rato divertido y morboso.

Follando con familiares: ¡Qué viva el morbo!
Cuando hablamos de incesto hay que hacer mención especial a los primos y es que seguramente estamos ante la escena más icónica y representativa de este género del porno que cada vez cuenta con más adeptos. Imagínate una cena de Navidad y llega la cachonda de tu prima pequeña con un vestido ceñido que no deja lugar para la imaginación. Además, la muy cerda sabe que te pone guarrísimo y se pasa la cena guiñándote el ojo y haciéndote preguntas incómodas delante de toda tu familia. Después, con cuatro copas encima, se sienta encima tuya como cuando eráis unos críos… El problema es que ya no eres un crio y tienes el rabo a punto de explotar. Esta situación podría ser, perfectamente, el inicio de una escena porno entre primos, aunque la realidad es que son muchas las personas que no se atreven a dar el paso. ¿Verdad? Por suerte para nosotros, en este portal contamos con numerosas escenas de incesto XXX y que te dejarán boquiabierto.

El ejemplo de la prima cachonda no es más que un ejemplo de follando con familiares, pero también existen otras posibilidades tan morbosas como viciosas. Todos tenemos una tia jovencita que le encanta exhibirse y demostrar que aún sigue siendo una mujer joven y de buen ver. ¿A qué sí? Follarse a una tia es una forma rápida de ganar experiencia en el sexo porque seguro que cuenta con más kilometraje que tú. Lo mejor de follar con tu tia es que nadie sospechará que lo estás haciendo, además que podrás encontrar muchas excusas para quedar con ella.

Follar entre hermanos también es una realidad. Si, aunque te parezca un plan perverso, lo cierto es que ahora mismo seguro que hay hermanos que están follando en algún rincón del planeta. En parte es normal que surja el deseo ya que los hermanos suelen dormir en la misma habitación o comparten baño… Encontrar a tu hermana desnuda, mojada y recién duchada puede ser una escena habitual que no te dejará indiferente. Seguro que cuando la encuentras piensas: “Joder, ¡qué buena está! Si no fuera mi hermana…” Quizá es momento de dejar de lado los estúpidos prejuicios y dejarte llevar por el instinto sexual que aflora en tu interior. Además, debes pensar que si la cosa cuaja, tendrás un polvo asegurado cuando quieras. Imagina llegar de fiesta borracho y saber que te está esperando tu hermana cachonda y con ganas de ser penetrada. ¡No puede haber mejor plan! Queda claro que son muchos los que lo pasan en grande follando con familiares.