Se folla a su abuelo y se graban en camara

Un día estaba sola con mi abuelo en casa, ya era de noche y comencé a desnudarme. Comencé a mirarme los pechos en el espejo y a tocarlos, me emocionaba mucho, tenía muchas ganas los tocaran.

Quería que acariciara mi cuerpo y que yo me masturbara al sentir el cuerpo de un hombre desnudo. Estando en mi habitación disfrutando de mis caricias, entró mi abuelo.

Me llevó desnuda al sótano, abrió la puerta y cuando entramos la cerró con llave. Mi abuelo agarro una cámara y me dijo que no me dejaría salir hasta el día siguiente.

Mi abuelo quería estar toda la noche juntos y que me iba a enseñar cómo tener sexo. Le dije que no, que no quería, pero él empezó a acariciar mis pechos y a tocarme entera.

Comenzó a gustarme, pero aun así le dije que no, que se fuera por favor, que me estaba haciendo estaba mal. Me dijo que me iba a follar de todos modos, que aguantara todo lo que me hacía.

El quería enseñarme y para eso no podía contarle a nadie lo que estaba a punto de hacerme. Mientras me hablaba, tocó mis pechos con ambas manos, luego bajó una mano a mi coño.

La otra mano estaba en mi culo y me tocó de un lado a otro y vi crecer su polla. Me tiré en la cama, cerrando los ojos y cubriéndome la cara para que no se me viera en la cámara.

Cuando los abrí su polla comenzó a atravesar mi coñito poco a poco, lo único que hacia era apretar su polla.

Respiré y gemí con fuerza en su oído, me agarró por los hombros y me abrazó con fuerza contra su cuerpo. El iba colocando su gran polla dentro y fuera de mi coño mientras lo grababa todo.